¿Con qué frecuencia cambiar el diseño de tu página web?

Cuando se trabaja en el sector del marketing y el diseño web, hay preguntas que suelen ser recurrentes, por parte de nuestros clientes. Una de ellas es acerca del diseño de una página web y la frecuencia necesaria para realizar un cambio de web o de rediseñarla, en su defecto.

Ya te lo adelantamos. Es una de esas preguntas que no tienen una respuesta concreta. No hay un período exacto en el que una web tenga un diseño eficaz y, de la noche a la mañana, pase a no serlo.

Sí que es cierto que, a través del trabajo con nuestros clientes, podemos establecer una media. No en vano, hemos creado más de 700 páginas web, por lo que tenemos cierta experiencia en el rediseño de viejas páginas. Esta media suele rondar los 3-4 años. Suele ser el momento en el que vemos que las funcionalidades ya no son las mismas o que estéticamente está desfasada.

Sin ir más lejos, en o10media hemos cambiado ya varias veces nuestra propia página web. Eso sí, siempre depende de una serie de factores.

En algunos casos, nos hemos encontrado con páginas web realmente viejas, ni siquiera adaptadas a dispositivos móviles, con un importante tráfico y con un número importante de conversiones, contra todo pronóstico. ¿Por qué cambiar algo que ya funciona? ¡No tiene sentido!

¿Cuándo hay que cambiar el diseño de una página web?

Puede que llegues a pensar en cambiar tu página web. ¿Y cómo saber si ha llegado ese momento?

Claves para plantear un rediseño web

Te planteamos una serie de factores y claves que te permitirán saber mejor si es necesario o no rediseñar una página web.

Bajo porcentaje de conversión

La clave sobre la que gira todo. Ya no solo el diseño web, sino cualquier estrategia de marketing online. ¿No consigues clientes potenciales en tu página web? A pesar de tener multitud de visitas o de estar bien posicionado, ¿nadie te llama por teléfono o no te llegan formularios?

Si es así, tienes que cambiar tu página web, sí o sí. Cuando tienes una página web, el principal objetivo es vender, aunque existen otros muchos. Si no consigues ninguno de ellos, ¿por qué tenerla?

En caso de no tener conversiones, a pesar de tener visitas, tienes que pensar en rediseñar la web, centrándote en la usabilidad de la misma. Este cambio puede ir desde modificaciones en estructura de la página, como de diseño y distribución de cada apartado de la página web.

Cambio de imagen y servicios

Los negocios suelen cambiar a lo largo del tiempo, fruto de una constante evolución. Por eso, los servicios que se ofrecen se suelen ampliar e incluso este tipo de cambios pueden suponer un lavado de cara a la imagen de la empresa. Si la imagen evoluciona, es también natural que la página web lo haga, en consecuencia.

Adaptación a todos los dispositivos

Sinceramente, ya no sabemos cuántas veces habremos hablado sobre este tema. Ni desde hace cuánto tiempo, la verdad. Una página web que no está correctamente diseñada para todos los dispositivos, suele estar abocada al fracaso, a no ser que la competencia tampoco se haya renovado.

Es más, a la hora de plantear un diseño web, es preferible primer pensar en cómo quedará en móvil que en PC, puesto que es el dispositivo principal que se utiliza para navegar.

Cambio de contenido de la página web

Ya hemos comentado que puede que se agreguen nuevos servicios, pero también es cierto que quieras incluir más información sobre los servicios que ya ofreces. Ya sea ampliando texto, agregando imágenes u otros formatos como el vídeo.

Cuando sucede esto, hay dos opciones: agregar sin más el contenido nuevo o rediseñar la página para que quede de forma adecuada. Está claro cuál es la mejor opción de las dos, si lo que queremos es que nuestra página siga teniendo una apariencia profesional.

Funcionalidades desfasadas

Puede que tengas la página diseñada mediante una plantilla de CMS autogestionable, como WordPress, o diseñada a medida. En cualquier caso, si se realizó hace mucho tiempo, es más que probable que haya ciertas funcionalidades anticuadas o actualizaciones que no se puedan llevar a cabo.

Muchas veces, por experiencia propia, nos hemos encontrado con páginas web “que no dan para más”, por lo que es necesario plantear una nueva web.

Como puedes ver, existen diferentes cuestiones fundamentales para poder plantearte el rediseño de una página web. Si estás buscando una empresa experta en la creación de páginas web, ¡consúltanos sin compromiso!

Dejar un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio a través de hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Para poder modificar su configuración y obtener más información "Leer Más" ACEPTAR

Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other