Redacta contenidos y textos para SEO, paso a paso

Redacción de contenidos para SEO

Tanto si te dedicas al marketing online, como si tu trabajo se encarga de redactar textos, el posicionamiento SEO es una cuestión que debes de tener muy en cuenta. Es obvio, el tráfico de visitas desde los motores de búsqueda sigue siendo una de las fuentes principales, a pesar que se le ha dado por muerto en numerosas ocasiones.

Sin embargo, cuando hablamos de posicionamiento, hay veces que se nos olvida lo más importante al mirar el contenido de nuestras páginas, la redacción del texto para SEO. Nos centramos en múltiples factores, pero precisamente es en el texto donde hemos fallado.

Por eso, en este post os vamos a dar una serie de pautas para la redacción de textos SEO y que esperamos que os puedan ser de interés, ya sea para mejorar el posicionamiento SEO de tu blog o de tu página web.

Pasos a tener en cuenta antes de escribir un texto para SEO

Antes de que veamos cada uno de los puntos que hay que considerar para redactar un texto optimizado para SEO, lo primero que te tenemos que pedir es que siempre pienses en el usuario.

Si no lo haces, no obtendrás tu objetivo. Entonces, ¿para qué tener miles de visitas que no llevan a ningún lado? Además, si no gusta al público, los motores de búsqueda lo sabrán realmente rápido y te bajarán en el ranking. ¡Tenlo seguro!

Sin más miramientos, vamos a ver cada uno de los puntos fundamentales para hacer un texto SEO “como Dios manda”.

Idea y elección de palabras clave

Ideas y elección de palabras clave para contenidos SEO

Ponerse a escribir sin más puede parecer la mejor idea. Es más, seguro que hay gente que escribirán lo que deseen y luego revisen el SEO posteriormente. Para nosotros, al menos, no es la mejor opción. Ya sabéis, cada maestrillo tiene su librillo.

Si escribir es una de tus aficiones, ya sabrás a qué nos referimos. Si te gusta, por ejemplo, escribir novelas, lo más probable es que primero ordenes diferentes ideas o conceptos en torno a los cuales construir tu narración.

Cuando hablamos de un texto para SEO, lo primero que debemos de establecer es ese concepto que vamos a tratar y cómo lo vamos a desarrollar. En este sentido, te va a venir bien trazar un esquema, al igual que saber qué es lo que busca el usuario sobre el tema en cuestión.

Os hablamos de ello en este post sobre cómo buscar palabras clave para Google, donde además podrás encontrar palabras long tail que ayuden a mejorar el posicionamiento específico de tus páginas.

De ahí, podremos obtener una serie de términos clave para poder cómo podemos desarrollar nuestro texto de la manera más óptima. De igual manera, podremos ser más efectivos a la hora de elaborar un plan de palabras clave que realmente nos vaya a beneficiar a la hora de atraer visitas.

Determinar la estructura del texto

Estructura de contenido SEO

El paso siguiente para construir el texto es realizar un esquema con las partes que más nos pueden interesar. Sí, hemos dicho bien, hablamos de construir, mucho antes siquiera que empezar a redactar. Suena extraño, ¿verdad?

La realidad es que el mejor contenido SEO de una página web no solo depende del nivel de redacción. También depende de la calidad en cuanto a estructura y jerarquización de la información que se pretenda mostrar al usuario.

En definitiva, no solo hay que ser creativo a la hora de redactar para SEO, se necesita analizar previamente y construir en base al concepto que queramos desarrollar. Ya sabéis, hay que hacer de escritor y de arquitecto, a partes iguales.

Recolectar información

Una vez tengamos la idea, la cuestión es obtener la información pertinente. Sí, es probable que seas un experto en el texto que vas a redactar. ¿Quién ha dicho que no? Pero recopilando los primeros resultados de una búsqueda podremos responder a diferentes preguntas.

  • ¿Qué es lo que se ha comentado anteriormente sobre este tema?
  • ¿Qué fuentes se han utilizado? ¿Son voces con autoridad dentro de este campo?
  • ¿Qué ideas se han abordado que no me había planteado?

Y lo más importante: ¿qué puedo aportar de nuevo?

Una vez recopilada toda la información y respondidas todas estas cuestiones, ya podemos empezar a trabajar en la redacción de un texto SEO en condiciones.

¿Cómo redactar y optimizar para SEO un texto?

¿Cómo optimizar contenido para SEO?

Vamos a recapitular, antes de ponernos a escribir, ya deberíamos de tener una base como la siguiente:

  • Idea y palabras clave a las que vamos a “atacar” con nuestro texto optimizado para SEO y que no se dupliquen con otras que anteriormente hemos abordado.
  • Una estructura definida con los aspectos más relevantes que se van a tratar y su jerarquía en cuanto a la información que vamos a desarrollar.
  • Información complementaria que nos ayude a completar al máximo nuestro artículo y la manera en la que lo redactamos.

¿Hasta aquí todo bien? Ahora, ¡pongámonos manos a la obra!

Redacción del texto

Ahora te invitamos a que redactes el texto de la manera que tú creas conveniente, según cada una de las partes que has estructurado, como si de rellenar huecos estuviéramos hablando. Entre las siguientes pautas que debes de seguir, ten en mente las siguientes.

Contenido Original

Redacción de contenido original para SEO

¡Vaya novedad! Alguien que vuelve a decir que el contenido debe de ser original. Además, ¿no nos habíais dicho que recopiláramos información? ¡Pero si de esto ya se ha escrito todo lo que se podía escribir y más! Sí, puede que estés pensando algunas de estas cosas ahora mismo.

Evidentemente, salvo que seas una eminencia en un tema, todo lo que vayas a redactar no va a ser 100% original. Hasta ahí, de acuerdo.

La diferencia está muchas veces en dos puntos muy fáciles de seguir. El primer de ellos, no cortar y pegar contenido, ya que sabemos cómo se las gasta Google con el contenido duplicado. Y por el otro, cambiar el planteamiento. Puedes darle un toque de opinión, de humor, etc.

Todo esto debería de resultar muy sencillo si has hecho el trabajo de campo previo. ¡Todo tiene un porqué!

Contenido centrado en el usuario y en un lenguaje adecuado

Contenido SEO centrado en el usuario

¿Resuelve la duda de los usuarios? ¿Ofrece una información adicional de interés? ¿Está tratado de manera amena? Deberías de responder afirmativamente una vez lo tengas listo.

Sí, redactamos un texto para un robot que nos haga subir en los resultados de búsqueda, pero al final el que decide si es interesante o no es el usuario. Si al redactarlo no tiene ninguna utilidad para el mismo, no nos servirá para absolutamente nada. Esto lo podrás ver a posteriori, evaluando la tasa de rebote del usuario o cómo navega una vez llega al texto.

Piensa en tu público objetivo al redactarlo y hazlo con el lenguaje apropiado para cada uno de ellos. Cuida el estilo de lenguaje y, por supuesto, sin errores ortográficos o gramaticales.

Extensión de un texto que gusta a los buscadores

¿Y qué hay de la longitud del texto?  Si resuelves una pregunta sencilla, puede que con 100 palabras ya tengas suficiente y no necesites más. Si quieres plantear cuestiones profundas, es fácil que te tengas que ir más allá de las 2.000 palabras sin despeinarte. ¡Incluso más! La longitud del texto siempre variará en función del tema que planteas. Ni más, ni menos.

Optimización del texto para SEO

Ya tenemos un texto básico con su correspondiente estructura. Ahora es cuando tenemos que dar esa capa de pintura SEO  que lo haga reseñable de cara a los motores de búsqueda.

Las palabras clave en el texto SEO

Palabras clave en la redacción de contenidos SEO

Dependerá de si estamos acostumbrados a redacta directamente para los buscadores o no. Es más, puede ser mejor que no estés acostumbrado al SEO ya que puedes perder frescura a la hora de redactar.

La cuestión es que hay que revisar cómo hemos incluido las palabras clave principales o relacionadas dentro de los campos más importantes de cara al SEO. ¿Dónde se debe incluir? En los siguientes campos:

  • Meta Title, Descritpion, H1 y URL de la página. Aquí, también sería interesante incluir la palabra clave o sus variaciones de long tail en H2 y posteriores.
  • Incluir la palabra clave lo más próximo al principio del texto y a lo largo del mismo repetir más veces, a no ser que no suene natural. A lo largo del texto, puedes utilizar sinónimos para darle más diversidad.

En este sentido, cabe recalcar que la densidad de la palabra clave no tiene por qué ser un factor determinante.

Hace tiempo, se hablaba de entre un 2 y un 4% de la palabra clave en el texto para posicionar. Hoy en día, Google y otro motores de búsqueda tienen en cuenta la variedad semántica con la que se abordan los textos para posicionarlos. Lo importante es que estén en estos campos. Luego, si se repite en mayor o menor medida dependerá de aspectos técnicos del lenguaje.

Inclusión de negritas y enlaces

Una vez tengamos incorporadas las palabras clave dentro de nuestro texto, deberemos de resaltar aquello que nos resulte más importante de cara al usuario.

Para ello, debemos de usar negritas y cursivas para palabras clave a destacar, así como para algunos términos relacionados que ayuden a hacernos una idea del tema que estamos tratando.

Por último, deberemos de incluir enlaces internos y/o externos a contenido relacionado o que amplíe la información que hemos dado, ya que así mejoramos la navegabilidad del usuario y, ¡et voilà! ¡Ya tenemos nuestro texto preparado para posicionar!

Revisión de texto para SEO

Ya tenemos todo lo necesario para publicar nuestro contenido, bien optimizado para SEO. Solamente nos queda revisar todos los puntos anteriores y ver si está perfecto o no. Aquí, los puedes ver resumidos.

  • El contenido se centra únicamente en una idea y no da lugar a confusión.
  • Ofrece información original, ya sea en cuanto a cantidad o a perspectiva, con respecto a otros contenidos que tratan el mismo tema. Dicha información es útil para el usuario.
  • El contenido tiene una buena estructura de la información. Si tenéis más dudas, aquí os hablamos sobre la arquitectura web para SEO.
  • El texto cumple con todos los requisitos de estilo y ortografía adecuados.
  • La palabra clave se incluye en todos los apartados importantes para que Google entienda de qué trata: Meta Title, Descritpion, estructuras H, principio de texto, etc.
  • Uso correcto de negritas y de enlaces que puedan ampliar la información al usuario.

Ahora, la pelota está en tu tejado.

Con este artículo, ya tienes la idea básica para poder redactar contenido que vaya destinado a posicionar en Google. Eso sí, ten en cuenta que otros muchos hacen un contenido genial y que hay otros factores de posicionamiento, como la autoridad del dominio, enlaces entrantes, etc.

¡Ah! Y recuerda que si no eres de los que les gusta escribir, siempre puedes contratar  a una agencia especializada en redacción de contenidos como nosotros. ¡Verás como empiezas a atraer visitas de los buscadores con tus artículos!

Dejar un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio a través de hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Para poder modificar su configuración y obtener más información "Leer Más" ACEPTAR

Aviso de cookies