Arquitectura Web: ¿cómo afecta al posicionamiento SEO?

¡Compártelo! Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on StumbleUponEmail this to someone

En el post de hoy os hablamos de la arquitectura web, un concepto que es necesario definir antes de crear una página con la que atraer visitas incluyendo, cómo no, aquellas de los motores de búsqueda.

Es un tema que, en según qué proyectos, puede parecer baladí, pero la estructura es de suma importancia para cualquier página web. ¡No hay excepción!

arquitectura web

Pongamos un ejemplo, en nuestro último estudio sobre el Observatorio de Posicionamiento de Google en Aragón, en el que tratamos el tema de los vinos y bodegas, pudimos ver que la inmensa mayoría de búsquedas incluían una marca o producto concreto.

Sería fácil pensar, entonces, que con tener una página web sin más y con el dominio referente a la marca es suficiente, ¡pero no siempre es así!

Es más, pudimos ver que unas cuantas bodegas no aparecían en las primeras posiciones de Google para consultas prácticamente exactas de dicha bodega, ¡todo un desastre!

¿Cómo es posible? Según pudimos ver, se debe a diversos factores y uno de ellos es que la página no tenía una buena arquitectura web. En otros casos, algunas bodegas tenían resultados más visibles precisamente porque Google entendía su estructura web de forma correcta.

¡Por cierto! Si queréis ver los casos de éxito de ese estudio, simplemente tenéis que visitar el estudio completo sobre vinos y bodegas de Aragón.

Por esta y otras razones, en este artículo de hoy os vamos hablar sobre la arquitectura web y cómo diseñarla paso a paso, en una completa guía.

¿Qué es la arquitectura web? 

arquitectura web que es

Para ello, comencemos por lo más básico: ¿qué es la arquitectura web? La denominación de arquitectura web no es casual, pues nos habla de la estructura o construcción de la página web. Es decir, de cómo está organizada de cara a su navegación.

No podemos construir un proyecto empezando por el tejado, por lo que es imprescindible establecer la estructura sobre la que vamos a crear toda nuestra imagen y proyecto en internet.

Elementos de una buena arquitectura web 

Ahora que sabemos, de forma etimológica, lo que significa la arquitectura web, debemos de plantearnos cuáles son los elementos que confluyen dentro de este proceso de construcción de nuestra página web.

En este sentido, se encarga de definir de forma clara los siguientes aspectos de la página:

  • Concretar el lenguaje e idioma de la página web.
  • Establecer las secciones principales de la página, así como las categorías o subcategorías interiores en cada caso.
  • Definir las páginas principales o más destacadas del proyecto web.
  • Decidir cuáles son las vías de acceso del usuario a la página web, tanto desde la página principal, como de las páginas interiores.
  • Especificar el tipo de contenido que debe de contener cada sección y páginas que se encuentren dentro de la misma.

¿A quién involucra la arquitectura web? 

Al revés de lo que puedan pensar muchas personas, dedicar tiempo a esta tarea jamás es una pérdida de tiempo. Y es que la arquitectura web es la base de todo proyecto online.

Definiendo una buena estructura, estamos hablando de crear un sitio más accesible para el usuario, mejorando su navegabilidad por el sitio web. Esto hace que en el proyecto de diseño y ejecución de la arquitectura de una página web se involucre a buena parte del equipo de una agencia de marketing online.

El equipo de desarrollo y diseño web se encargará de hacer el sitio más atractivo y navegable, mientras que el departamento SEO de conformar dicha estructura según los mejores criterios de búsqueda para el negocio acorde con el plan de comunicación de dicho proyecto.

Todo ello, hace que la definición de la arquitectura de un sitio web sea una tarea bastante más compleja de lo que parece, pero creednos, ¡a la larga funciona!

La importancia de la arquitectura web en el SEO 

En este post nos centramos en los beneficios de una buena arquitectura web para el posicionamiento SEO, lo cual nos parece imprescindible en toda página web.

arquitectura web seo

Definir la mejor arquitectura previamente nos allanará mucho el camino en nuestro objetivo de mejorar el posicionamiento web.

Hay que recordar que la propia arquitectura afecta a la manera en la que Google rastrea e indexa nuestra página web, el primer paso fundamental para realizar un trabajo SEO.

Trabajo SEO referente a la arquitectura web 

El trabajo en la planificación y ejecución de la arquitectura web involucra a especialistas SEO de diversas maneras. Aquí os resumimos las tareas más relevantes:

  • Definir las categorías principales.
  • Realizar la estructura que sea evidente para el usuario, que sepa en qué lugar de la site se encuentra en todo momento.
  • Relacionar palabras clave con cada página del site.
  • Mejorar la navegación para llegar al contenido deseado.
  • Evitar la canibalización de contenido para no confundir a los rastreadores.
  • Validar que no existen enlaces rotos en el propio sitio o hacia otras páginas web.
  • Establecer un buen linkjuice para distribuir “la fuerza” de la página web a aquellas páginas internas que más interesan.

Definir la arquitectura web para mejorar el SEO, paso a paso 

Como ya hemos visto, no sólo el departamento SEO es el encargado de definir la estructura de una página web, pero tiene que tener una buena constancia de qué es lo que se requiere para que se pueda realizar con éxito y atraer a los usuarios desde los motores de búsqueda.

A la larga, en caso de no haber definido bien la arquitectura web, puedes tener que modificar la web, las URL’s con sus correspondientes redirecciones y volverse un trabajo más complejo, entre otros ejemplos.

Análisis y estudio previos a la definición de la arquitectura web 

Debido precisamente a todo el equipo que involucra, ya sea cliente o para u proyecto propio, se tienen que realizar unos pasos previos para empezar a construir una arquitectura web pensando en el SEO.

analisis objetivo arquitectura

Pensar en el propio negocio y producto 

Puede parecer evidente, pero el primer paso a la hora de comenzar un buen planteamiento web es conocer tu negocio.

Parece sencillo, pero hay numerosas empresas que se dedican a trabajar, a realizar su trabajo diario, y no se preocupan de analizar qué venden y cómo lo venden.

Tenemos que tener claro que nuestra página web tiene que ser intuitiva para los potenciales clientes, que se entienda de un simple vistazo el objetivo principal de la página, ya sea promocionar un servicio, una idea, un producto o lo que sea.

Además, hay que tener claro que lo más probable es que no seamos los únicos en vender o anunciar lo mismo, por lo que se debe de buscar el correcto canal de comunicación y trabajarlo.

Estudio de público objetivo

Una vez sepamos qué queremos comunicar en nuestra página web, tenemos que estudiar y trabajar nuestro público objetivo. Conocer nuestro target con detalle nos va a permitir saber qué busca encontrar y trabajar el contenido respecto a esa línea.

Pero tenemos que ir más lejos, tenemos que meternos en la cabeza de nuestro consumidor y analizar cómo queremos que nos encuentren en internet.

Ya no sólo para la arquitectura web, ni tan siquiera para una estrategia de marketing online. Definir y estudiar al público objetico es fundamental para conseguir más ventas, que es para lo que se trabaja online y offline.

Os recomendamos también que defináis vuestro Buyer Persona. Estamos hablando de la creación de personas concretas que pudieran ser los compradores de nuestro producto o servicio, todo ello a partir de una definición sociodemográfica y de intereses, así como de su comportamiento, sus necesidades y motivaciones.

Si queréis saber más sobre lo que significan los “Buyer Personas”, os aconsejamos que os leáis este post de Hubspot donde os podéis descargar plantillas gratis para generarlos vosotros mismos.

Análisis de palabras clave 

Entender cómo nos busca nuestro público objetivo en internet nos va a permitir comenzar a esbozar un primer guion de las palabras clave o términos de búsqueda que vamos a querer abarcar.  Esto es un primer estudio de keywords, con el que comenzaremos a confeccionar nuestro “keyword research”.

estudio palabras clave estructura

Posteriormente, cuando tengamos claro cómo nos buscan los potenciales clientes, vamos a entrar a definir los términos de búsqueda definitivos. Para verificar que nuestra intuición respecto a los conceptos seleccionados es correcta es imprescindible llevar a cabo un análisis del tráfico real que trae cada palabra.

Para ello, puedes emplear el Keyword Planner, herramienta de Google que te muestra el volumen de búsquedas mensuales en función del término seleccionado.

Hay que establecer una diferenciación elemental. Una cosa es cómo pensamos que nos van a buscar nuestros clientes en internet y otra es cómo lo hacen. Existen herramientas como la anterior mencionada, que nos permitirán saber si vamos bien encaminados o no.

De nada nos va a servir elegir a ojo unas palabras, puesto que si no son las correctas, estaremos creando una arquitectura errónea.

Selección y jerarquización por términos clave 

Una vez seleccionadas y verificadas las palabras clave que nos interesan, es el momento de iniciar la arquitectura. Es cierto que en páginas web corporativas sencillas a veces es bastante evidente, pero en proyectos con muchos servicios, productos, servicios secundarios u otras complicaciones, hay que realizar una tarea de jerarquización de las palabras.

La jerarquía debe ser clara, no abusar de desplegables infinitos y que, por supuesto, empleen los términos de búsqueda seleccionados.

Hay que tener muy claro que si hacemos por ejemplo una categoría superior, esa tiene que ser la categoría genérica y que el peso de los apartados internos se retroalimentan entre ellos. Es decir, la categoría superior aumenta su fuerza, pero las inferiores también se benefician de ello.

Segmentar no es algo malo, recuerda que lo ideal es atacar de forma completa 1-3 keywords por página, de forma que no se disperse la fuerza y el contenido, por lo que a mayor categorización y segmentación más palabras clave podemos abarcar y más fuerza podremos ejercer en ellas.

Tampoco hay que volverse loco con la segmentación, tiene que ser lógica, natural.

A Google no le gusta nada que se abuse o que algo no quede natural para el usuario, puesto que lo interpreta como falso o forzado y lejos de premiarlo, lo “penaliza”. Decimos que penaliza entre comillas puesto que no lo tiene porque penalizar realmente. Digamos que no lo premia con un mejor posicionamiento.

Planificación de la estructura de la página web 

Una vez definidas las palabras clave para las que queremos aparecer en Google, debemos de hacer un diseño de la arquitectura web.

planificacion arquitectura web

En este sentido, desde o10media recomendamos utilizar dos mecanismos complementarios para que la estructura del sitio sea perfecta, pensando en la usabilidad y el posicionamiento SEO.

Esquema de la estructura 

Muchas veces se hace incluso en un papel, a mano alzada, y puede ser suficiente si hablamos de un proyecto sencillo y básico, como puede ser una empresa con un servicio muy definido y que siga la estructura básica de “empresa”, “servicios” y “contacto”, por ejemplo.

En casos más complejos, puede no ser así, sobre todo si contiene muchas subcategorías, será necesario hacer un trabajo mucho más elaborado, por lo que realizar este esquema a través de algún programa de diseño sería más que conveniente.

Mediante un esquema o un mapa conceptual, deberemos de plasmar las secciones superiores de la página principal, despliegue de subcategorías y enlazado interno.

De igual modo, y con el fin de mejorar la estructura de la página web, deberíamos de realizar este esquema para cada una de las secciones principales, así como las categorías.

Tabla de Arquitectura Web 

En una tabla tipo Excel, podemos colocar las URL’s de nuestro proyecto, ordenándolas de más a menos importantes, con diferentes conceptos que nos ayuden a plasmar la arquitectura web de nuestra página.

Acompañando a la URL, deberemos de añadir otras cuestiones que sean relevantes desde el punto de vista del posicionamiento SEO y de la accesibilidad (que también es importante de cara a la propia optimización del sitio).

Entre estas cuestiones, deberemos de añadir el término o términos clave que queremos que sean optimizados, enlaces salientes a nuestra página o páginas ajenas y un checklist de los apartados más importantes de cara a la optimización de contenido, como meta etiquetados, texto o estructura de encabezados.

Con esto, conseguiremos ver, de forma global, el estado SEO de nuestro proyecto en función de su arquitectura web.

Gracias a la URL y a los términos clave en los que está enfocado, podremos observar si hay páginas que Google pueda entender como contenido duplicado o que puedan “canibalizarse”. Anotando todos los enlaces salientes, podremos comprobar si existe algún enlace roto, por lo que podremos quitar aquellos links que sólo entorpecen la navegabilidad del usuario.

Si añadimos a esta tabla todo lo relacionado con el contenido, como los mencionados metaetiquetados, podremos ver si cada página cumple su función dentro de la estructura y si es necesario realizar alguna variación.

Revisa la arquitectura y estudia posibles cambios

Con estos pasos previos, tu proyecto web empezará desde cero con mucho ganado. Es más, lo bueno de haber planificado una arquitectura web bien desde el principio es que, en el momento en el que haya que realizar alguna ampliación (nuevos productos en una tienda online, por ejemplo), todo será más sencillo.

En caso de no haber realizado una buena segmentación, categorización y arquitectura, a la hora de agrandar la página web tendremos problemas y puede que nuestra web parezca creada a parches.

En conclusión, hay que tener muy claro el rol que juega una buena arquitectura en una página web. Se trata de crear una estructura, un soporte sobre el que vamos a crear toda nuestra imagen en internet.

No tengas miedo en perder tiempo en esto, al revés. Dale vueltas, busca las opciones que te brindan tus palabras clave objetivo y tu sector. Conoce a tu cliente potencial y aprende a hablar y llegar a él.

Y lo más importante, plásmalo en tu web con talento y originalidad. Recuerda, ¡una web con una buena arquitectura es recorrer la mitad del camino a realizar desde el principio!

 

¡Compártelo! Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on StumbleUponEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *