La seguridad y la privacidad en las redes sociales comienzan por nosotros mismos.

A menudo, cuando queremos formar parte de una red social, accedemos a su registro, completamos la mayor parte de los datos que nos pide, aunque no sean obligatorios y aceptamos los términos y condiciones de uso de la red social (Normalmente sin leerlos).

Los datos que nosotros introducimos voluntariamente, le sirven a la red social para mejorar, pero sin embargo, otros datos como la IP, las fechas y horas de acceso, etc deben ser privados. Todos estos datos, deben estar bien protegidos por parte de la red social.

Las redes sociales nos permiten compartir infinidad de contenidos, de esta forma, estamos dando acceso a cierta información sobre nosotros mismos, no solo a la red social sino también a todas las personas que pueden acceder a nuestro perfil.

Para evitar en mayor o menor medida, posibles usos fraudulentos de nuestra información, existen ciertos consejos que podemos seguir:

  • Cambiar a menudo las contraseñas, no pegar post-it en la pantalla del pc o en la mesa con la contraseña y el usuario apuntados, ni poner contraseñas como nuestro cumpleaños o información similar que puede ser conseguida fácilmente, de este modo evitaremos que personas no autorizadas por nosotros puedan acceder a nuestros perfiles.

  • Pensar bien a quien añadimos, en redes sociales como facebook podemos crear diferentes perfiles de privacidad, donde podemos organizar nuestros contactos y dar ciertos privilegios a cada grupo.

  • Compartir los datos importantes sólo con quien tengamos confianza, las geolocalizaciones, por ejemplo, no deberíamos compartirlas con personas que no conocemos, ¿Qué más les da donde estemos si no nos conocen?

  • Es importante que la información solo sea vista, creada, modificada y eliminada por quien nosotros autoricemos, ya que de no ser así, cualquier comentario, foto o contenido, podría producir un mal uso de dicha información y traer graves consecuencias, como que nuestro jefe vea fotos de cómo, un sábado por la noche, terminamos yendo a gatas hasta casa, y toda esa reputación que tenemos en el trabajo, de no haber roto un plato en la vida, desaparezca de la noche a la mañana.

  • No por completar toda la información que nos pide una red social somos usuarios más activos.

  • Eliminar o bloquear a los usuarios que por los motivos que sean, no deseemos seguir teniendo.

  • Hay redes sociales en las que, para que nuestros amigos nos encuentren más fácilmente, no se permite el uso de seudónimos pero es fácil cambiar nuestro nombre. Normalmente, las relaciones entre perfiles de estas redes ayudan a evitar intrusos, ya que es difícil no darse cuenta de que una persona que no conoces se está haciendo pasar por otra que si, y en este caso, las redes sociales suelen pedir al usuario que se identifique con su DNI.

Se trata de encontrar el equilibrio entre Seguridad y Privacidad VS Sociabilidad y Usabilidad.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.